Virginia Galilea García, co-directora del Centro de Rehabilitación Laboral para personas con Trastornos Mentales Graves “Nueva Vida” de Madrid, participó  como “panelista” del curso “on line” Promoción de la Integración Laboral de personas con Trastornos Mentales. Junto a Virginia Galilea, intervinieron en la multiconferencia D. Sergio González, de FAISEM, y D. Sergio Guzmán, del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Parque de Salud MAR, de Barcelona.

Virginia Galilea habló del Cuestionario Adaptado de Motivación para el trabajo (1996), del que es autora junto a José Colis, Pascual Coy, Mirian López y Marta Pascual. “El Cuestionario de Motivación para el trabajo –explicó Virginia Galilea durante su intervención- es una herramienta que se ha mostrado muy útil y que viene siendo usada por equipos profesionales de España y otros países.  Mide motivación para el trabajo, es decir,  asigna un valor numérico al concepto  o constructo  de motivación laboral. Nos permite establecer una línea base. El usuario debe identificar un trabajo concreto, con condiciones concretas, no habla de empleo en  abstracto.  Es autoadministrable, sencillo,  breve, y de fácil corrección, que puede realizarse entre diez y quince minutos.  Mide avances o retrocesos: conforme avanza (progresa)  el usuario en el proceso de rehabilitación laboral aumenta el porcentaje de motivación laboral. Es una fuente de obtención de información, en varios momentos significativos: al inicio del proceso de rehabilitación, durante el desempeño de un trabajo, y en seguimientos posteriores.”

La información aportada por el Cuestionario de Motivación es de gran valor, pero no es una información suficiente: “Ningún método de medida en psicología está libre de importantes sesgos.  Debemos   validar la información obtenida por medio de  autoinformes  con otras fuentes ajenas al sujeto: como son la familia, amigos, antiguos jefes y compañeros, etc. Se deben combinar los distintos métodos de evaluación, como son la observación, las entrevistas, auto-registros, etc. Es necesario realizar una evaluación integral. No debemos tomar decisiones tomando exclusivamente como referencia las puntuaciones obtenidas en el Cuestionario.” Galilea añadió que “para favorecer la motivación para el trabajo es necesario priorizar el protagonismo del sujeto en lo que es su propio proyecto, obtener un trabajo y mantenerlo. El objetivo laboral, como dice el filósofo José Antonio Marina, debe “seducir desde  lejos”, y es objetivo de los profesionales propiciar alicientes, incentivos, durante el proceso de rehabilitación, que es individualizado, y como tal, requiere los tiempos que marque la evolución misma del sujeto, no otro tipo de condicionantes.”  Finalmente, con el objetivo de contextualizar el Cuestionario de Motivación, Virginia Galilea habló de los objetivos y  entrenamientos de un Centro de Rehabilitación Laboral, y describió brevemente los proyectos que desarrolla este centro, El  Proyecto REdES y Proyecto Chamberlin, así como el nuevo Proyecto REdES ACCESIBLE, que vincula la integración laboral de los usuarios con los Nuevos Yacimientos de Empleo que surgen con los avances de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento.”/RPR