Con una presencia permanente sobre el territorio osero cantábrico, la Fundación Oso Pardo tiene operativas varias Patrullas Oso, formadas por mujeres y hombres vecinos de las comarcas oseras, que llevan a cabo una insustituible labor de campo para la conservación de esta especie en peligro de extinción. Los miembros de las patrullas reciben formación específica y están equipados con el mejor material de comunicaciones, óptico y de montaña para desempeñar su labor con garantías.

 

Las tareas de las patrullas son muy variadas, destacando:

 

-          Seguimiento de la población de osos

-          Lucha contra el furtivismo

-          Sensibilización y educación ambiental

-          Orientación de los visitantes en espacios naturales protegidos

-          Prevención de conflictos entre el ser humano y el oso pardo

-          Apoyo a programas de investigación

 

Con la experiencia acumulada de años de trabajo sobre el terreno, estos vigilantes han acabado por convertirse en experimentados naturalistas de campo, que han aportado observaciones, datos y muestras de gran interés para la gestión y el conocimiento de la ecología y evolución demográfica de la población de osos.

 

La FOP tiene actualmente seis Patrullas Oso que operan en toda la Cordillera, tres de las cuales están cofinanciadas por Obra Social Caja Madrid y la Fundación Biodiversidad.

 

A lo largo de los siguientes artículos de este blog, iremos desgranando el trabajo diario de estas Patrullas Oso y presentando relatos cortos de sus integrantes.

 

Puedes visionar un vídeo resumen sobre el trabajo de las Patrullas Oso aquí.