¿Qué no arregla una sonrisa?

Ni el mejor médico, ni el laboratorio más avanzado ni tan si quiera la medicina más sofisticada podrá nunca alcanzar los efectos curativos que tienen en nosotros simples gestos de cariño o atención.

Actualmente, y viviendo la revolución en la que estamos sumergidos, es una suerte poder compartir con muchas personas una experiencia sin tener que estar físicamente junto a ella.

Internet nos ha regalado historias de superación y apoyo entre personas separadas por millones de kilómetros. Y es que el tiempo que empleamos en ayudar a los demás no depende de nuestras posibilidades sino de nuestra disposición.

Si quieres puedes, eso es seguro.

Aquí te traemos unos maravillosos ejemplos de personas con discapacidades y enfermedades físicas y psíquicas que a través de su testimonio han logrado salir adelante y arrastrar a muchos, que como ellos, encuentran grandes barreras para seguir adelante:

Escrito por:

Álvaro Gutiérrez de Cabiedes

Sígueme en Twitter: @alvarogcabiedes
www.alvarogcabiedes.com

Foto: Rafa Llano